Azul y Blanco en un Baño con Decoración Original

El blanco me parece perfecto para ambientar un cuarto de baño, siempre que se pueda crear un esquema cromático integrado por algún color que rompa con la frialdad y la monotonía de los tonos de blanco, y que aporte personalidad al espacio.

El blanco es ideal para aumentar la luminosidad, la claridad y la sensación de amplitud de cualquier estancia. Pero cuenta, a su vez, con algunas desventajas, pues un exceso de uso de tonos de blanco en la decoración de un interior, podría transformar a una habitación en un ambiente carente de vida y encanto.

Para evitar el riesgo de crear una atmósfera desangelada en un baño, en el que domina la escena el blanco, en este caso de la imagen superior, se han aplicado varios recursos e ideas súper inspiradoras.

Por un lado, imprimir un poco de color es una buena solución para suavizar la frialdad del blanco, aquí el azul es protagonista. Colocar un papel pintado con un color intenso a una o varias de las paredes del interior, sirve para crear un punto de interés visual en el baño.

Un accesorio decorativo de gran formato, en este ejemplo es un número o puede ser una letra, es la apuesta elegida que aporta interés a la decoración, además suma contraste, un aire original y volumen a la ambientación de la estancia.

Otro de los complementos que añaden dinamismo a la decoración del baño, son los espejos. Un espejo grande instalado en la pared, sobre el cual reposa uno de dimensiones mas pequeñas, ambos con formas distintas, son perfectos para potenciar la luminosidad del espacio, y son una nota de personalidad pura.

En esta habitación con mucho blanco, con toques de azul, un aporte especial de carácter se consigue incorporando una silla de diseño, se trata del modelo Tolix, que como una seña de estilo industrial, suma espacio de apoyo al baño, y funciona asimismo como un mueble auxiliar particular y original.

Fotos Decoracion: http://www.desiretoinspire.net/blog/2011/12/13/nomad.html

Tu que opinas?