Chimeneas en la Cocina y el Comedor

En las épocas de bajas temperaturas, las estufas, radiadores y chimeneas, resulta una de las herramientas que ayudan a repeler el frío en las habitaciones de un hogar. Estos artefactos en la actualidad se fabrican en múltiples modelos y diseños, y por ende, se pueden adaptar a la estética y al espacio disponible en cualquiera de las estancias de una casa.

Las estufas o chimeneas  en la cocina y el comedor, son ideales pues aportan una exquisita cuota de calidez a estas estancias. Las chimeneas no sólo cumplen con su función de dar calor a un espacio, sino que además tienen una fuerza estética que pocas veces pasa inadvertida en una habitación.

El modelo de chimenea que se escoja tanto para una cocina o un comedor puede, convenientemente, seguir la línea de diseño del resto del mobiliario, así como el estilo de la decoración. Dado que hay chimeneas con diseños clásicos, las hay con líneas actuales, modernas y de vanguardia.

Los sistemas de funcionamiento varían, hay modelos a gas, otros a leña, así como existe también diversidad en cuanto a los diseños, hay modelos prefabricados, otros de obra, y es esta heterogeneidad la que abre las posibilidades estéticas y de confort, de modo de encontrar un tipo de chimenea que se adecue a las necesidades de cada cocina o comedor de una casa.

Cualquier chimenea, es capaz de dotar de carácter a un espacio, en este caso tratándose de cocinas y comedores, es una alternativa perfecta para potenciar el clima de acogimiento de estas estancias.

Frente a la mesa del comedor, a una isla de cocina, en una esquina del comedor, empotrada en una pared, cualquiera sea su ubicación, una chimenea aportará funcionalidad y el estilo inconfundible de un elemento clásico para la calefacción de interiores.

Por cierto, la imagen de una familia reunida alrededor de una chimenea siempre es prometedora.

Fotos Decoracion: remodelista, designsponge

Deja un comentario o consulta