Renueva tu Casa con Textiles

Cada cambio de estación invita a renovar la decoración de los interiores, una fórmula que asegura el éxito en cualquier estancia consiste en utilizar los textiles como el elemento que revele un aire nuevo para el hogar. Compartiremos algunos tips para adecuar los interiores a cada nueva temporada de la mano de estas texturas.

Durante la época del verano queremos que la decoración luzca más fresca, buscamos crear ambientes más ligeros y sobrios, son punteros los complementos hechos con tejidos livianos y naturales como el lino, el algodón o el hilo. Mientras que para el invierno reservamos mantas de tejidos como el terciopelo, los edredones y mantas rellenos de pluma, plaids, cojines con fundas de tejido de punto, etc.

En esta mezcla de texturas para crear ambientes frescos o acogedores, no solo cuenta la composición de los textiles, pues además podemos crear múltiples combinaciones con colores que mejor van a cada estación. La gama del blanco, el blanco puro, los verdes y azules, también los colores cítricos como el naranja, aportan una atmósfera liviana y fresca. Los morados, el rojo, los tonos neutros y tierra, van muy bien para crear un interior cálido en invierno.

Para cada estancia de la casa podemos crear conjuntos de textiles que permitan dotarla con un sello particular cada temporada. Variando cortinas, sábanas, mantas, cojines y otros textiles en diversas paletas de colores y estampados, es posible renovar la atmósfera y crear un rincón nuevo y de tendencia.

En la cocina: Imprime un aire veraniego a este espacio de trabajo y donde disfrutas de preparar tus recetas favoritas, y en el que compartes desde desayunos hasta cenas con amigos. Elige paños de cocina en tonos que evoquen el mar, como el azul marino o el verde, una alfombra con un diseño que combine blanco y azul es otra buena idea. Las plantas aromáticas o incluso unas pequeñas plantas suculentas añadirán ese guiño fresco a un rincón.

En el salón: Si has escogido un esquema neutro para este espacio, podrás fácilmente adecuar la decoración según la época del año. Puedes cambiar los cojines por tonos alegres y vivos como fucsia o turquesa en verano, y cuando las temperaturas bajan opta por tonos como el borgoña o el cálido amarillo. Las cortinas y los visillos que visten las ventanas, son ideales para variar el aspecto de esta estancia, y si prefieres puedes incorporar alfombras de pelo largo y mullidas para incrementar la sensación de calidez, o unas de tejidos vegetales como el yute, de sisal o algodón en época estival.

En el dormitorio: Podemos hacer las mismas apuestas, combinando cojines en la cama, con alfombras y cortinas en tejidos ligeros, o bien que arropen y abriguen según las temperaturas. Pero además la ropa de cama, se debe adecuar a estos cambios, con tejidos en diversas tramas y colores blancos y pinceladas de tonos frescos en verano, y un esquema cromático bañado en tonos profundos y cálidos durante los días fríos. Viste tu cama con edredones en invierno, y renueva con colchas y boutís en verano.

En el comedor: la mantelería de lino o de algodón y otros tejidos naturales aportan la dosis justa de frescura, si prefieres evitar los tonos claros como el beige o el blanco puedes optar por una amplia gama de grises para la mesa.

Los patrones ideales para tus textiles veraniegos incluyen barras, círculos, estrellas y que en tonos marinos consiguen imprimir un sello navy a la decoración. Las flores, los diseños geométricos, o estampados que son todo un punto de moda como el Chevron o los grafismos, podrán decorar las telas en tus días de invierno en casa.

Click sobre las imagenes para ampliarlas:

Fotos Decoracion: houseofturquoise

Tu que opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.